Preguntas frecuentes: COVID- 19 y las vacunas

COVID cells with a blue hue on a reddish background

Lo que necesita saber sobre la variante delta, las dosis de más, refuerzos, vacunas y más

Hemos reunido la información que necesita para que usted, su familia y su comunidad estén protegidos.

Ingles

Dosis adicionales, inyecciones de refuerzo e inyecciones de uso diferente a lo que se indica en la etiqueta

No es necesario llamar a las clínicas de OHSU sobre dosis adicionales, inyecciones de refuerzo o inyecciones de uso diferente a lo que se indica en la etiqueta. OHSU compartirá más información aquí a medida que esté disponible.

Dosis de vacuna adicionales: La FDA aprobó una tercera dosis de las vacunas Pfizer y Moderna para personas con inmunidad debilitada. OHSU se está comunicando con pacientes elegibles. En las farmacias de OHSU (solo Pfizer) y en la comunidad hay dosis. Aún no se han aprobado dosis adicionales de la vacuna Johnson & Johnson. Obtenga más información sobre las dosis adicionales.

Vacunas de refuerzo: La administración de Biden ha anunciado planes para administrar inyecciones de refuerzo al público en general a partir del 20 de septiembre. La FDA y los CDC aún no han aprobado vacunas de refuerzo. Ellos podrían limitar quién puede recibir un refuerzo o cambiar el tiempo. Cuando se aprueben las vacunas, OHSU las pondrá a disposición. Obtenga más información sobre las vacunas de refuerzo.

Inyecciones de uso diferente a lo que se indica en la etiqueta: La FDA aprobó la vacuna Pfizer para personas mayores de 16 años (Pfizer está aprobada para personas de 12 a 15 años bajo autorización de emergencia). Aunque los proveedores ahora pueden usar la vacuna de manera “diferente a lo que se indica en la etiqueta” (sin la aprobación específica de la FDA), OHSU no lo hará. OHSU administrará vacunas de refuerzo y vacunas para niños menores de 12 años, cuando la FDA las apruebe. Obtenga más información sobre los niños y las vacunas.

Datos en breve sobre el COVID-19 y las vacunas

  • OHSU se está comunicando con pacientes con inmunidad debilitada que son elegibles para una dosis adicional de la vacuna Pfizer o Moderna.
  • OHSU aún no ofrece vacunas de refuerzo o vacunas para niños menores de 12 años.
  • No todas las dosis adicionales son refuerzos. Para los que tienen sistemas inmunológicos debilitados, una dosis adicional forma parte del esquema de vacunación completa.
  • La FDA dio aprobación total a la vacuna Pfizer para mayores de 16 años, lo que les da a los proveedores más libertad de acción sobre cómo se usa. Sin embargo, OHSU no administrará vacunas de manera “diferente a lo que se indica en la etiqueta”.

Vea más en la sección de dosis adicionales/dosis de refuerzo.

  • La variante delta se contagia con más facilidad que las formas anteriores del coronavirus. Es casi tan contagiosa como la varicela.
  • La identificaron en India en diciembre de 2020 y en los Estados Unidos en marzo de 2021.
  • Actualmente es la variante dominante a nivel mundial.
  • Puede causar enfermedades más graves que las formas anteriores del coronavirus.
  • Las personas vacunadas rara vez se enferman gravemente, pero pueden ser portadoras de la variante y contagiarla a los demás.

Vea más en la sección de la variante delta.

  • Debido a que el coronavirus se propaga en el aire, las mascarillas protegen contra el contagio.
  • En Oregón, se exigen las mascarillas en los espacios públicos cerrados y en la mayoría de espacios públicos en exteriores.
  • OHSU recomienda el uso de mascarilla al aire libre, si no puede permanecer a 6 pies de los demás.
  • Los representantes de salud de EE. UU. recomendaron que las personas usaran mascarillas de nuevo, a medida que se propaga la variante delta.

Vea más en la sección sobre mascarillas.

  • La vacuna Pfizer está aprobada para niños mayores de 12 años. Es segura y eficaz.
  • OHSU recomienda que su hijo se vacune tan pronto como sea elegible.
  • OHSU no está administrando la vacuna Pfizer a niños menores de 12 años. La FDA dio la aprobación total a la vacuna para personas mayores de 16 años, lo que permite usos “diferentes a los que se indican en la etiqueta”. Sin embargo, OHSU está esperando la autorización específica de la FDA para grupos de edad menores de 12 años. 
  • Se están haciendo ensayos clínicos para probar vacunas en niños de tan solo 6 meses. La vacuna Pfizer podría estar disponible para las edades de 5 a 11 años antes de este otoño, según los informes.

Vea más en la sección sobre los niños y el COVID-19.

  • La terapia con anticuerpos monoclonales no sustituye a la vacunación.
  • OHSU ofrece la terapia para las personas que cumplen estrictos criterios, incluyendo recibir un resultado positivo en la prueba de COVID y tener un alto riesgo de padecer una enfermedad grave.
  • La FDA dio autorización de emergencia para usos específicos.
  • En estudios, la terapia redujo el riesgo de enfermedad grave.

Vea más en la sección de terapia con anticuerpos monoclonales.

  • EL COVID-19 es la enfermedad causada por el coronavirus.
  • La Organización Mundial de la Salud declaró la pandemia de COVID-19 el 11 de marzo de 2020. 
  • El coronavirus se propaga por el aire, en microgotas respiratorias por toser, estornudar, gritar, cantar, hablar y respirar.
  • Vacunarse, usar mascarilla y limitar las interacciones con las personas que no viven con usted son las formas principales de protegerse.

Vea más en la sección sobre COVID-19.

  • Las vacunas son seguras y eficaces. Decenas de millones de americanos recibieron una vacuna bajo un control de seguridad exhaustivo. 
  • Todos los residentes de Oregón mayores de 12 años son elegibles para recibir una vacuna.
  • Las vacunas son gratis.
  • Si se le pasó el tiempo recomendado para su segunda dosis, prográmela lo antes posible. No hay tiempo máximo entre dosis.
  • Si perdió los registros de sus vacunas, puede reemplazarlos.

Vea más información en la sección de vacunas.

Preguntas frecuentes sobre dosis de más/refuerzos

Dosis de más: Cuando alguien que tiene un sistema inmunológico debilitado recibe una dosis de más de una vacuna, no se trata de un refuerzo. Esta forma parte de la primera serie de vacunas necesarias para que esa persona esté totalmente vacunada. Muchas personas con disfunciones del sistema inmunológico no tienen una respuesta completa a sus primeras dosis.

Refuerzo: Una dosis de más se considera un refuerzo cuando alguien tuvo una respuesta completa a la vacunación, pero se prevé que la efectividad disminuya con el tiempo. El refuerzo revitalizaría su respuesta inmune.

La FDA aprobó el 12 de agosto una tercera dosis de la vacuna de Pfizer o Moderna para algunas personas con sistemas inmunológicos debilitados. Los CDC dieron la aprobación el 13 de agosto.

(La administración Biden ha anunciado planes para tener terceras dosis a la disposición de la población en general, empezando en septiembre. Consulte, "¿Cuándo podrá recibir la población en general las vacunas de refuerzo?", abajo).

Las vacunas están disponibles para las personas que hayan tenido un trasplante de órgano o tengan una disfunción del sistema inmunológico similar. Podría tratarse de personas en tratamiento oncológico o que tomen medicamentos para inhibir la inmunidad. 

Los datos muestran que las vacunas han sido menos efectivas en personas con sistemas inmunológicos debilitados. Esto les ha aumentado la probabilidad de que tengan una infección intercurrente (contagiarse de COVID-19 después de vacunarse).

Unos 7 millones de adultos en EE. UU. (cerca del 2.7 %) tienen una disfunción del sistema inmunológico. Comparado con otras personas, tienen más probabilidad de enfermarse gravemente por COVID-19. También tienen más probabilidad de contagiar el virus a los demás integrantes del grupo familiar.

La FDA permite las terceras dosis de Pfizer y de Moderna según autorizaciones ampliadas de emergencia. La vacuna de Pfizer puede administrarse a personas mayores de 12 años; la de Moderna, a mayores de 18 años.

Las vacunas se consideran seguras.

Debido a la falta de datos, la FDA no ha aprobado una segunda dosis de la vacuna Johnson & Johnson de una sola dosis. Si le pusieron esta vacuna y tiene un sistema inmunológico debilitado, OHSU recomienda que hable con su médico. Su médico puede hablar con usted sobre si debe recibir la vacuna Pfizer o Moderna.

Miles de pacientes de OHSU con disfunción del sistema inmunológico califican para recibir una dosis adicional. OHSU se está comunicando con los pacientes que, en nuestra opinión, se beneficiarían con una tercera dosis.

OHSU no puede administrar estas vacunas en clínicas por el momento. Las farmacias de OHSU, que tienen la vacuna Pfizer, y las farmacias de la comunidad pueden administrarle una vacuna si califica como inmunodeprimido. No necesita receta ni nota de un médico.

Si califica para recibir una dosis de más porque tiene el sistema inmunológico debilitado: Espere para recibir una tercera dosis de la vacuna de Pfizer o de Moderna hasta que hayan pasado, como mínimo, 28 días desde su segunda dosis.

La administración de Biden anunció el 18 de agosto que planea administrar vacuna de refuerzo de las vacunas Pfizer y Moderna al público en general a partir del 20 de septiembre. Las personas serían elegibles ocho meses después de su segunda dosis. La FDA y los CDC aún no han aprobado esas vacunas.

OHSU está acatando la ciencia cuidadosamente. Si se llegaran a autorizar dosis adicionales, OHSU las tendrá disponibles. 

La administración también podría poner a disposición una segunda dosis de la vacuna de Johnson & Johnson de una sola dosis. Los representantes esperan más datos.

La FDA ya autorizó dosis adicionales de la vacuna de Pfizer o Moderna para algunas personas que tienen el sistema inmunológico debilitado. Estos no son refuerzos; son dosis para ayudar a que las personas logren un nivel de vacunación completo.

Los representantes han dicho que no está claro si la población en general necesitaría refuerzos. La gran mayoría de los que están enfermándose gravemente por COVID no están vacunados.

Ellos empezaron a cambiar de dirección en medio de las devastadoras infecciones por la variante delta y la nueva información. La información de Israel, por ejemplo, sugiere que la vacuna de Pfizer ha disminuido su respuesta para personas mayores de 65 años.

“Las personas que fueron vacunadas en enero son quienes ahora están teniendo más casos intercurrentes”, dijo el Dr. Francis Collins, director de los National Institutes of Health, en un programa de radio el 17 de agosto. La mayoría de los casos no son graves, pero “está empezando a verse una ligera tendencia que indica que algunos de estos casos necesitaron hospitalización”.

El doctor Collins dijo que las vacunas están funcionando bien, “pero no queremos esperar hasta que sea como ‘Oh, demasiado tarde’”.

Para la mayoría de las personas, las vacunas están haciendo lo que está planificado que hagan: evitar que las personas se enfermen gravemente o mueran. A medida que la variante delta aumenta en los EE. UU., la inmensa mayoría de los que se enferman gravemente son los que no están vacunados.

  • La directora de los CDC, Rochelle Walensky, dijo en julio que más del 97 % de las personas que ingresaron a los hospitales con COVID no estaban vacunadas. En OHSU, el 85 % de los que estuvieron hospitalizados a principios de septiembre no estaban vacunados.
  • Un estudio de los CDC publicado el 24 de agosto analizó más de 43,000 infecciones por COVID en el condado de Los Ángeles, desde el 1 de mayo hasta el 25 de julio, entre personas mayores de 16 años. Se encontró que las personas no vacunadas tenían cinco veces más probabilidades de estar infectadas y 29 veces más probabilidades de necesitar atención hospitalaria comparado con las que estaban completamente vacunadas.
  • Un estudio de los CDC analizó a 1,100 personas que recibieron dos dosis de Pfizer o Moderna. El estudio, publicado el 18 de agosto, mostró que la capacidad de las vacunas para evitar que las personas fueran hospitalizadas permanecía sólida después de seis meses, incluso a medida que la variante delta se propagaba.

Otros estudios sugieren que las vacunas hacen un buen trabajo en evitar la enfermedad grave, incluso contra la variante delta. Pero también determinaron que las vacunas pierden un poco de efectividad con el tiempo. La nueva información es parte de por qué los representantes de la administración Biden están trabajando para tener las vacunas de refuerzo disponibles en los Estados Unidos.

  • Un estudio de Pfizer publicado en julio, aunque sin revisar todavía por colegas del gremio, determinó que la protección contra la enfermedad grave y la muerte se sostenía fuertemente después de seis meses. El estudio de grandes dimensiones (de aproximadamente 42,000 participantes) sí determinó que la protección de la vacuna contra el contagio con síntomas tuvo un descenso. 
  • Los datos de Israel en agosto sobre la vacuna de Pfizer sugieren que la efectividad disminuye para las personas mayores de 65 años que recibieron la segunda dosis en enero o febrero.
  • Un estudio de los CDC en Nueva York publicado el 18 de agosto determinó que la capacidad de las vacunas para que las personas no lleguen a hospitalizarse permanecía firme. Pero el estudio determinó un descenso, de 92 % a 80 %, en la capacidad de las vacunas para evitar que las personas se contagien de COVID.
  • Otro estudio de los CDC publicado el 18 de agosto usó datos de miles de centros de atención residencial a medida que la variante delta se arraigaba. Se determinó que la capacidad de las vacunas de Pfizer y Moderna para prevenir infecciones entre los residentes bajó de 75 % en marzo-mayo a 53 % en junio-julio.

Los expertos en salud recomiendan que reciba una dosis de la misma vacuna que le pusieron antes. Así que, si le pusieron dos dosis de vacuna de Moderna, debe recibir una tercera dosis de Moderna.

Si no es posible, se puede poner una tercera dosis de una vacuna del mismo tipo. Tanto las vacunas de Pfizer como de Moderna son de mRNA, de modo que podría aplicarse dos dosis de Moderna y seguir con una de Pfizer.

Si le pusieron la vacuna de Johnson & Johnson, OHSU recomienda que hable con su médico.

Es importante que sepa que ninguna vacuna está diseñada para tratar la variante delta. Se están haciendo investigaciones para determinar si importa el tipo de vacuna.

La FDA ha dado aprobación total a la vacuna Pfizer para mayores de 16 años. Antes, todas las vacunas se usaban según la autorización de emergencia de la FDA.

Ahora:

  • Pfizer: La vacuna tiene aprobación total para su uso en personas mayores de 16 años, y autorización de emergencia para su uso en personas menores 12 a 15 años.
  • Moderna y Johnson & Johnson: Estas vacunas están disponibles para mayores de 18 años con autorización de emergencia. 
  • Dosis adicionales: La FDA dio autorización de emergencia para terceras dosis de las vacunas Pfizer y Moderna a personas con inmunidad debilitada. Está pendiente la autorización de las terceras dosis de estas vacunas para la población general.

¿Cuál es la diferencia entre la autorización de emergencia y la aprobación total? 

La FDA dio una autorización de emergencia a tres vacunas después de revisar datos de grandes ensayos clínicos. Los ensayos, con decenas de miles de participantes, mostraron que las vacunas son seguras y altamente efectivas.

La aprobación total implica revisar muchos más datos durante mucho tiempo. Peter Marks, director del Centro de Evaluación e Investigación Biológica (Center for Biologics Evaluation and Research) de la FDA, dijo a The Washington Post que la agencia revisaría cientos de miles de páginas, de decenas de miles. La FDA también planeó inspeccionar las instalaciones donde se fabrican las vacunas.

¿Qué significa la aprobación total para proveedores, pacientes y dosis adicionales o inyecciones de refuerzo? 

Bajo autorización de emergencia, los proveedores deben usar un medicamento exactamente como se indica. Eso significa que los proveedores no pueden administrar una vacuna más a menos que la FDA lo permita específicamente. Hasta ahora, la FDA aprobó terceras inyecciones solo para algunas personas con inmunidad debilitada.

Con la aprobación total, los proveedores pueden usar un medicamento de manera “diferente a lo indicado en la etiqueta” o de manera responsable, pero no específicamente descrita. Esto significa que los proveedores tienen la capacidad de administrar una dosis más de la vacuna sin que la FDA diga específicamente que está bien. (OHSU no está administrando vacunas de refuerzo ni vacuna a niños menores de 12 años, hasta que la FDA lo apruebe esos usos).

Además, la aprobación total podría aliviar algunas preocupaciones del público sobre la seguridad de las vacunas. También se espera que dé lugar a mandatos de vacunas en organizaciones como universidades, hospitales y aerolíneas. El ejército de los Estados Unidos, por ejemplo, planea exigir la vacunación de las tropas en servicio activo.

Es buena idea tomar medidas para evitar el contagio. La variante delta es más fácil de propagarse que las formas anteriores del coronavirus.

OHSU recomienda a todos:

  • Usar mascarilla bajo techo si hay personas distintas a su grupo familiar. Una mascarilla aporta más protección, incluyendo en contra de la variante delta. 
  • Usar mascarilla en exteriores si no puede permanecer a 6 pies de distancia de los demás.
  • Limitar las reuniones. Si se reúne, hágalo al aire libre.
  • Permanezca a 6 pies de distancia de los demás, siempre que sea posible.
  • Limitar las interacciones con los demás. Mantener la distancia entre su hijo que no está vacunado y otras personas en público.

Si no está vacunado, OHSU recomienda:

  • Vacúnese. Incluso así es posible que se contagie de COVID-19 después de la vacunación, pero tendrá mucho menos probabilidad de agravarse o de necesitar atención médica en un hospital.
  • Si es adulto y no está vacunado, quédese en casa y limite lo más posible las interacciones con la comunidad.

Sí. Debe seguir acatando las recomendaciones de seguridad después de una tercera dosis o una dosis de más. Eso significa:

  • Usar una mascarilla en lugares públicos.
  • Permanecer a 6 pies de distancia de las personas que no viven con usted.
  • Evitar espacios abarrotados y con poca ventilación hasta que su proveedor diga lo contrario.

OHSU le recomienda mucho que se vacune.

En Oregón, se exigen las mascarillas en los espacios públicos cerrados y en la mayoría de entornos públicos en exteriores.  OHSU también recomienda a todos que consideren el uso de mascarilla al aire libre cuando no puedan permanecer a 6 pies de los demás.

No. Para las personas que no tengan disfunción del sistema inmunológico, estar completamente vacunado significa que han pasado al menos dos semanas desde:

  • Una segunda dosis de la vacuna de Pfizer o de Moderna
  • Una dosis de la vacuna de Johnson & Johnson

No. OHSU no recomienda que se haga la prueba para revisarse el nivel de anticuerpos en la sangre. Los expertos en salud no saben todavía el nivel necesario para evitar la infección.

Preguntas frecuentes sobre la variante delta

La variante delta es una forma más reciente del coronavirus. Los virus cambian (mutan) con el tiempo. A una nueva forma se la llama variante.

La World Health Organization (Organización Mundial de la Salud, OMS) y los representantes de EE. UU. están rastreando las variantes. Estas incluyen “variantes de preocupación”, como la delta, y “variantes de interés”.

Para facilidad del público, la OMS nombra a algunas variantes según las letras griegas. Las variantes también tienen nombres científicos; el de la delta es B.1.617.2.

Sí. Es aproximadamente el doble de contagiosa que las formas anteriores del coronavirus y casi tan contagiosa como la varicela.

An infographic that gives a visual comparison between the contagiousness of the original COVID-19 strain and the Delta variant.

La evidencia sugiere que lo es, dice el CDC. Un estudio en Escocia encontró que las personas infectadas con delta tenían aproximadamente el doble de probabilidades de necesitar atención hospitalaria que las infectadas con una variante anterior. Los estudios en Canadá y Singapur también encontraron evidencia de enfermedades más graves.

La variante delta se propaga de manera mucho más fácil que las formas anteriores del coronavirus.

Los casos de COVID-19 están aumentando. A fines de junio, EE. UU. vio días con un poco menos de 10,000 casos nuevos. A finales de agosto, los recuentos diarios fueron de casi dieciséis veces esa cantidad. Oregón también ha visto multiplicarse los casos. Los hospitales están teniendo picos en los pacientes con COVID.

Las personas vacunadas pueden portar y propagar la variante delta. A diferencia de las formas anteriores del virus, las personas vacunadas pueden tener altos niveles de la variante delta en la nariz y la garganta. Ellos también pueden propagarlo. Por eso Oregón volvió a exigir el uso de mascarillas en espacios cerrados y ahora también las exige en la mayoría de entornos públicos exteriores.  También es la razón por la que los CDC cambiaron sus consejos y ahora recomiendan a todos usar mascarillas en espacios públicos cerrados en áreas con propagación “sustancial” o “alta”.

La variante delta puede causar una enfermedad más grave.

Los síntomas son similares entre la mayoría de las variantes, según los CDC. Incluyen falta de aire, fiebre, tos y reciente pérdida del gusto u olfato.

Se desconoce mucho y se están haciendo investigaciones. Pero los primeros datos sugieren:

Los síntomas pueden ser más graves con la variante delta. Los estudios en Escocia, Canadá y Singapur sugieren que la variante delta causa una enfermedad más grave.

Los síntomas pueden variar para aquellos que están completamente vacunados comparado con aquellos que no lo están.

Los investigadores están siguiendo datos de millones de usuarios de una aplicación de estudio de síntomas de COVID lanzada por una empresa de ciencias de la salud con sede en Londres. Un investigador principal en julio informó que:

Las personas vacunadas tenían más probabilidades de informar, en este orden:

  • Goteo nasal
  • Dolor de cabeza
  • Estornudos
  • Dolor de garganta
  • Pérdida del gusto

Las personas no vacunadas tenían más probabilidades de informar, en este orden:

  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Goteo nasal
  • Fiebre
  • Tos

Obtenga más información:

Vacúnense: Las vacunas disponibles en los Estados Unidos dan excelente protección contra enfermedades graves y la muerte derivadas del coronavirus, incluyendo el delta. La directora de los CDC, la Dra. Rochelle Walensky, dijo en julio que más del 97 % de las personas que ingresaron al hospital con COVID no estaban vacunadas. Buscar una vacuna.

Reciba su segunda vacuna: Si recibe la primera dosis de la vacuna de Pfizer o Moderna, pero se le venció el plazo recomendado para la segunda dosis, aún puede recibirla.  No hay límite de tiempo para recibir su segunda dosis. Con ella aumentará su protección.

Use una mascarilla:

  • Oregón exige el uso de mascarillas en todos los espacios públicos cerrados y en la mayoría de los espacios públicos exteriores para personas mayores de 5 años; y en el transporte público para las mayores de 2 años.
  • Los representantes de OHSU recomiendan el uso de mascarilla bajo techo en todos los espacios públicos o con personas que no formen parte de su grupo familiar; y al aire libre, cuando no pueda permanecer a 6 pies de los demás.
  • Los CDC recomiendan el uso de mascarilla en espacios públicos bajo techo en cualquier lugar donde el contagio del virus sea “importante” o “alto”. Eso significa actualmente la mayor parte de EE. UU.

La variante delta se identificó por primera vez en diciembre de 2020 en India, donde causó un brote devastador.

La variante se detectó en los Estados Unidos en marzo de 2021. A partir de agosto, los CDC calcularon que esta era la responsable de más del 80 % de los casos en EE. UU. También fue la forma dominante del coronavirus mundialmente.

Sí. De 469 personas infectadas en un brote provocado por delta en Massachusetts en julio, el 74 % estaban completamente vacunadas. Un estudio del brote también encontró que las personas vacunadas podían portar el virus en la nariz y la garganta y contagiarlo a otras personas.

Los CDC recomendaron nuevamente el uso de mascarillas en público, incluso para aquellos que están vacunados, en parte debido a estos datos.

Es mucho menos probable que se enferme gravemente si está vacunado. Usar una mascarilla en espacios públicos cerrados, y al aire libre, cuando no puede mantenerse a 6 pies de otras personas, lo ayudará a protegerse a usted y a quienes lo rodean.

Las pruebas de COVID de OHSU muestran si tiene COVID, pero no qué variante. Una prueba más para hacer la secuenciación del virus puede indicar la variante, pero tarda varios días. La mayoría de los laboratorios no trabaja todas las pruebas en secuencia; algunas muestras se trabajan en secuencia para calcular la prevalencia de las variantes en la comunidad.  

En cualquier caso, si se contagia de COVID, es altamente probable que se trate de la variante delta. Es la forma más frecuente de coronavirus en Oregón y en todo EE. UU.

Independientemente de la forma del virus con que se haya contagiado, las recomendaciones para el tratamiento y para aislarse de los demás son las mismas. La secuenciación se volvería más frecuente, si cambian las recomendaciones de tratamiento con el tipo de COVID.

La Organización Mundial de la Salud ha identificado miles de variantes de coronavirus. Solo una pequeña porción tiene cambios (mutaciones) que afectan el comportamiento del virus. La OMS nombra algunas variantes con nombres de letras griegas, además de sus nombres científicos, para que sea más fácil hablar de ellas.

La OMS y los CDC crearon tres categorías para rastrear variantes, desde la menos a la más preocupante:

  • Variantes de interés: Estas variantes tienen cambios que los científicos saben o predicen que afectarán rasgos como la facilidad con la que se propaga el virus o la forma en que enferma a las personas. Las variantes de este grupo son: eta, iota, kappa y lambda.
  • Variantes de preocupación: Estas variantes han mostrado evidencia de cambios que las hacen más contagiosas o más severas. Es posible que se propaguen más fácilmente, superen mejor las vacunas o causen enfermedades más difíciles de tratar. Las variantes de este grupo son: alfa, beta, gamma y delta.
  • Variantes de alta consecuencia: No hay ninguna variante en esta categoría. Una variante aquí sería capaz de evadir pruebas y vacunas, causar enfermedades graves o resistir más de una terapia.

Obtenga más información:

Preguntas frecuentes sobre mascarillas

Los representantes han revisado las reglas de uso de las mascarillas y han hecho recomendaciones para todos, incluyendo a los que están vacunados, como personas que pueden propagar la variante delta.

  • Oregón exige el uso de mascarillas en los espacios públicos cerrados y en la mayoría de espacios públicos exteriores para personas mayores de 5 años de edad y en el transporte público para 2 años. 
  • Las mascarillas también son obligatorias en la mayoría de espacios públicos en exteriores en Oregón para personas mayores de 5 años. También es se recomienda mucho el uso de las mascarillas en exteriores con personas que no son miembros de su grupo familiar, si no puede permanecer a una distancia de 6 pies.
  • Los representantes de OHSU recomiendan usar una mascarilla en interiores en todos los espacios públicos o con personas que no son miembros de su grupo familiar; y en exteriores  cuando no puede permanecer a una distancia de 6 pies de los demás.
  • Los CDC recomiendan que las personas usen mascarilla en públicos cerrados en áreas con propagación “sustancial” o “alta”. Revise los niveles de propagación por condado.
  • Los CDC dicen que las personas con sistema inmunológico debilitado o con mayor riesgo de enfermedad grave usen mascarilla en espacios cerrados, sin importar su nivel de riesgo. Lo mismo se aplica si vive con alguien que tenga riesgo alto.

También es importante saber que:

  • Los hospitales y clínicas de OHSU han continuado exigiendo que todas las personas mayores de 2 años usen mascarilla; consulte nuestra política de visitas en nuestra página de Coronavirus Resources (Recursos de coronavirus).
  • Debe seguir las reglas locales de uso de las mascarillas, incluyendo la guía para lugares de trabajo y negocios. Algunos negocios pueden pedir que use mascarilla.

Si no tiene la vacunación completa:Los CDC dan una lista de formas de protegerse y proteger a los demás del COVID-19. Incluyen usar mascarilla en lugares públicos y permanecer a una distancia de 6 pies de los demás. Los expertos de OHSU piden que los adultos no vacunados permanezcan en casa y limiten sus interacciones con la comunidad lo más posible.   

Obtenga más información:

Los CDC recomiendan hacer un nudo en las cintas para las orejas de una mascarilla desechable para lograr que se ajuste a la cara.

Los CDC han actualizado las recomendaciones sobre mascarillas. Investigaciones nuevas muestran que estas opciones pueden aumentar la protección contra el coronavirus en gran medida.

Asegúrese de que la mascarilla le quede bien ajustada:

  • Asegúrese de que no tenga espacios que puedan dejar escapar ni entrar microgotas.
  • Use una mascarilla que tenga un alambre para la nariz y ajústele la forma que se adapte.
  • Use un ajustador o sujetador de mascarilla para mantener una mascarilla desechable bien puesta.

Agregue capas. Asegúrese de que pueda respirar fácilmente:

  • Use una mascarilla de tela con más de una capa de material textil.
  • O use una mascarilla desechable debajo de una mascarilla de tela.

Lo que no debe hacer:

  • No use dos mascarillas desechables. No se ajustan bien y agregar una segunda no ayudará en nada.
  • No use una segunda mascarilla con una mascarilla KN95. Las mascarillas KN95 deben usarse solas.

En muchos casos, sí.

  • Oregón exige el uso de mascarillas para todas las personas mayores de 5 años en espacios públicos cerrados y en la mayoría de espacios públicos cerrados para protegerse contra la variante delta que es altamente contagiosa.
  • OHSU también recomienda que use una mascarilla bajo techo si está con personas que no vivan con usted, y al aire libre, cuando no pueda permanecer a 6 pies de los demás.

También debe usar una mascarilla:

  • Si lo exigen las normas locales, incluyendo la guía para centros de trabajo y negocios, y si un negocio le pide hacerlo.
  • En el transporte público y en centrales de viajeros, como aeropuertos y estaciones de autobuses.
  • Cuando vaya al médico y en hospitales e instalaciones de atención de largo plazo. (Es obligatorio el uso de mascarilla en los hospitales y las clínicas de OHSU, por ejemplo.)
  • En entornos colectivos, como albergues para personas sin casa, cárceles y prisiones.

Preguntas frecuentes sobre los niños y el COVID-19

.  En este momento, la vacuna Pfizer es la única vacuna del COVID-19 autorizada para niños mayores de 12 años. Es segura y eficaz. Después de un estudio riguroso, la FDA y los CDC autorizaron la vacuna Pfizer para niños de 12 a 15 años y le dieron aprobación total para personas mayores de 16 años. 

Los CDC recomiendan enfáticamente que las personas mayores de 12 años se vacunen. Expertos de Oregón, Washington y California revisaron los datos y estuvieron de acuerdo con las conclusiones de la FDA y los CDC.

Se están haciendo ensayos clínicos para probar vacunas en niños de tan solo 6 meses, pero los resultados aún no se han publicado. Vea “When will vaccines be available for children younger than 12?” (¿Cuándo estarán disponibles las vacunas para niños menores de 12 años?) para obtener más información.

Obtenga más información:

La vacuna Pfizer podría estar disponible para las edades de 5 a 11 años antes de este otoño, según los informes que incluyen:

  • Un fundador de BioNTech, el socio alemán de Pfizer en la vacuna, dijo en una entrevista el 10 de septiembre con Der Spiegel, que las empresas planean enviar datos de ensayos clínicos en unas semanas. Ese es el siguiente paso para buscar la autorización de uso de emergencia de la FDA.
  • El Dr. Anthony Fauci dijo en una entrevista con The New York Times, compartida el 9 de septiembre, que espera que Pfizer comparta datos a fines de octubre o principios de noviembre. La FDA podría dar la autorización unas semanas después de eso. Fauci dijo que la vacuna Moderna podría aparecer unas semanas más tarde.

Por ahora, la vacuna de Pfizer está autorizada para mayores de 12 años. Las vacunas de Moderna y Johnson & Johnson están autorizadas para mayores de 18 años.

Esto es lo demás que sabemos:

  • Pfizer y Moderna están haciendo ensayos clínicos para probar vacunas en niños de tan solo 6 meses. Johnson & Johnson está haciendo pruebas de su vacuna en personas entre 12 y 17 años de edad.
  • Pfizer y Moderna acordaron en julio ampliar sus ensayos, posiblemente retrasando los resultados. La FDA quiere evaluar mejor el riesgo de enfermedades cardíacas raras relacionadas con las vacunas de ARNm.
  • Pfizer dijo que tendrá resultados primero para las edades de 5 a 11 años. Seguirá con resultados para las edades de 2 a 5 años, luego para las edades de 6 meses a 2 años.

. Cuando se apruebe una vacuna para el grupo de edad de su hijo, eso significa que los estudios demuestran que es segura y eficaz. Las vacunas del COVID-19 se han usado bajo los controles de seguridad más intensivos en la historia de los EE. UU. Su hijo no puede contraer COVID-19 de ninguna vacuna del COVID-19.

. Los niños con sistemas inmunológicos debilitados tienen un mayor riesgo de contraer enfermedades graves por COVID-19. Una vacuna es la mejor manera de protegerlos.

Las vacunas del COVID-19 actualmente disponibles en los EE. UU. no son vacunas vivas. Esto significa que son seguras para personas con sistemas inmunológicos debilitados. Le recomendamos que vacune a su hijo tan pronto como haya una vacuna disponible para su grupo de edad.

No. La FDA dio aprobación total a la vacuna Pfizer para personas mayores de 16 años. Los proveedores a veces dan medicamentos a los niños de manera “diferente a lo indicado en la etiqueta”. Eso significa que el proveedor médico prescribe un medicamento, para beneficiar a su paciente, de una manera diferente a cómo está específicamente aprobado.

La American Academy of Pediatrics no aconseja el uso no autorizado de la vacuna Pfizer para niños menores de 12 años. OHSU está siguiendo ese consejo. Necesitamos esperar los resultados de los ensayos de vacunas en niños menores de 12 años para asegurarnos de que las vacunas sean seguras y efectivas. Esos ensayos pueden llevar a dosis y esquemas diferentes en los niños que en los adultos. 

Sabemos que muchas familias están ansiosas por una vacuna para sus hijos pequeños. Nosotros también estamos y estaremos listos para administrar vacunas una vez que la FDA dé la autorización de uso de emergencia para niños menores de 12 años.

Debido a la variante delta, altamente contagiosa, los CDC recomiendan que todos los estudiantes de escuelas desde kindergarten hasta el grado 12 usen mascarilla. Oregón también exige que las personas mayores de 5 años (mayores de 2 años en el transporte masivo) usen mascarilla en entornos públicos cerrados y exteriores.

This is an addition. It doesn’t replace any previous copy.

Usar una mascarilla es seguro para todos los niños mayores de 2 años, con raras excepciones. Las mascarillas:

  •  protegen a su hijo de las demás personas que pudieran tener coronavirus.
  • Sí ayudan a evitar el contagio del coronavirus, especialmente debido a que la mayoría de los niños no están vacunados aún.
  • No reducen el consumo de oxígeno ni atrapan el dióxido de carbono.
  • No afectan el desarrollo pulmonar de su hijo.

Para la mayoría de los niños con condiciones médicas, los beneficios de usar una mascarilla sobrepasan cualquier riesgo. Usar una mascarilla es seguro, incluso si su hijo tiene:

  • Asma, fibrosis quística u otras condiciones pulmonares
  • Sarpullido, sensibilidad u otras condiciones de la piel

Entendemos que usar una mascarilla puede ser difícil para los niños de corta edad y los que tienen:

  • Autismo u otros problemas sensoriales
  • Ansiedad grave, PTSD (trastorno de estrés postraumático) o problemas conductuales

Es importante para la salud de su hijo que lo ayude a aprender a usar la mascarilla. Revise estos consejos de la Oregon Pediatric Society (Sociedad Pediátrica de Oregón).

Para más apoyo, pídale a la escuela de su hijo que agregue el uso de la mascarilla como uno de sus objetivos de enseñanza. También puede hablar con el médico de su hijo y pedirle ayuda.

Su hijo no debe usar una mascarilla, si:

  • Es menor de 2 años.
  • Tiene una condición médica, como parálisis cerebral, que lo imposibilita físicamente para quitarse la mascarilla.

. En Oregón, el uso de la mascarilla es obligatorio para las personas mayores de 5 años en entornos públicos cerrados y en la mayoría de entornos exteriores, y para mayores de 2 años en el transporte público. OHSU recomienda usar una mascarilla en los espacios exteriores siempre que no pueda permanecer a una distancia de 6 pies de otras personas.

Debido a la variante delta altamente contagiosa, los CDC también recomiendan que todas las personas mayores de 2 años, incluso si están vacunadas, usen mascarilla en los entornos públicos cerrados en áreas con propagación “sustancial” o “alta”

Los CDC también han recomendado que los maestros, el personal, los estudiantes y los visitantes de las escuelas usen una mascarilla en espacios cerrados, independientemente del estado de vacunación.

Los niños tienen efectos secundarios de la vacuna similares a los de los adultos. Al igual que en los adultos, los efectos secundarios leves son señales normales de que el cuerpo de su hijo está creando protección contra la infección a la que se dirige la vacuna.

Algunos niños no tienen efectos secundarios. Para aquellos que tienen síntomas, deberían desaparecer en unos pocos días. Los efectos secundarios más frecuentes son:

  • Dolor, enrojecimiento o hinchazón en el brazo donde recibió la inyección
  • Cansancio
  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular
  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Náuseas

Si se exponen al COVID-19, los niños tienen un riesgo de infección similar al de los adultos. Los niños infectados tienen menos probabilidades que los adultos de estar gravemente enfermos y más probabilidades de tener síntomas leves o ningún síntoma.

Independientemente de la edad, los niños que tienen condiciones médicas como enfermedad pulmonar crónica o insuficiencia cardíaca, o que tienen inmunidad debilitada, corren el riesgo de sufrir una enfermedad grave si se infectan con COVID-19.

Todavía estamos aprendiendo sobre los efectos a largo plazo del COVID-19 en los niños. Los riesgos de su hijo son menores si está vacunado. Por eso recomendamos que se vacunen tan pronto como esté disponible.

Sí. Los niños son más propensos que los adultos a tener síntomas leves similares a los de un resfriado o no tener síntomas cuando se infectan con el coronavirus. Pero los estudios han mostrado que todavía pueden propagar el virus a otras personas.

Los síntomas de COVID-19 son similares en los niños y los adultos. Sin embargo, los niños con un diagnóstico de COVID-19 confirmado generalmente tienen síntomas leves. Los síntomas frecuentes en los niños incluyen:

  • Fiebre
  • Goteo nasal
  • Tos
  • Vómitos
  • Diarrea

Algunos niños tienen síntomas más graves, que incluyen dificultad para respirar, confusión y dolor de pecho. Si su hijo tiene algún síntoma, hable con su proveedor de atención médica.

Llame al proveedor de atención médica de su hijo, si su hijo tiene fiebre, tos, vómitos, diarrea o simplemente no se siente bien. Dígale al proveedor si su hijo ha estado cerca de alguien con COVID-19. Ellos pueden ayudarlo a decidir si su hijo debe hacerse la prueba del coronavirus y cuál es la mejor forma de tratarlo.

Esté atento a las señales de que su hijo podría necesitar más ayuda. Vaya a la sala de emergencias si tiene:

  • Dificultad para respirar
  • Confusión, mareo o dificultad para mantenerse despierto
  • Dolor de pecho o dolor de estómago intenso
  • Piel fría, sudorosa, pálida o con manchas

Todavía no hay evidencia de que la variante delta cause una enfermedad más grave en los niños. Está siendo analizada con urgencia.

Sin embargo, la variante delta es mucho más contagiosa que las cepas anteriores de COVID-19. Los niños pequeños, especialmente aquellos que aún no pueden vacunarse, tienen un mayor riesgo de infección que antes en la pandemia. A medida que más niños se contagian de COVID-19, más tendrán enfermedades graves y necesitarán atención hospitalaria.

. La American Academy of Pediatrics recomienda mantener y no retrasar las consultas de rutina para todas las edades (bebés, niños y adolescentes). Las vacunas son esenciales para proteger a todos los niños contra enfermedades peligrosas y prevenibles como el sarampión, la meningitis y la tos ferina.

La AAP recomienda:

  • Todas las consultas de niño sano deben hacerse en persona siempre que sea posible, con los proveedores que han visto a sus hijos habitualmente.
  • Las clínicas que atienden a niños deben llamar a las familias para informarlos que se perdieron una consulta presencial y para reprogramarla.
  • Las familias no deben retrasar las consultas con el médico de su hijo (pediatras, médicos de medicina familiar o enfermeros de práctica avanzada, asistentes médicos).
  • Los niños y jóvenes que visitan con regularidad a especialistas deben reanudar sus estudios, y los que son remitidos a especialistas deben completar las consultas.

La AAP dice que algunas consultas de niño sano pueden comenzar a través de una consulta virtual (por video o por teléfono), pero que parte de estas consultas debe hacerse en persona. En las clínicas de Doernbecher, solo damos consultas de niño sano en persona.

Obtenga más información sobre cómo OHSU protege a los pacientes, visitante y al personal.

Sí. La American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría, AAP) recomienda acudir a las visitas de control de niño sano y no retrasarlas para todas las edades (bebés, niños y adolescentes). Las vacunas son esenciales para la protección de todos los menores contra enfermedades peligrosas y prevenibles, como sarampión, meningitis y tos ferina.

La AAP recomienda:

  • Todas las visitas de control de niño sano deben hacerse en persona, siempre que sea posible, con los proveedores que han atendido regularmente a sus hijos.
  • Las clínicas que atienden a niños deben llamar a las familias que han no hayan asistido a una visita en persona para reprogramarla.
  • Las familias no deben retrasar las visitas con los médicos de sus hijos (pediatras, clínicos de medicina familiar o enfermeros de práctica avanzada, asistentes médicos).
  • Los niños y jóvenes a los que normalmente atienden especialistas deben reanudar sus citas, y a quienes los remitan con especialistas deben completar estas visitas.

La AAP dice que algunas visitas de control de niño sano pueden comenzar por medio de una visita virtual (por video o teléfono), pero que partes de estas visitas deben hacerse en persona. En las clínicas de Doernbecher, estamos atendiendo visitas de control de niño sano únicamente en persona.

Infórmese de cómo OHSU mantiene seguros a los pacientes, los visitantes y al personal.

Terapia con anticuerpos monoclonales

La terapia con anticuerpos monoclonales es un tratamiento que usa anticuerpos fabricados en el laboratorio para combatir enfermedades. Los anticuerpos circulan en su sangre, como los anticuerpos producidos por el sistema inmunológico de su cuerpo.

El medicamento con anticuerpos monoclonales para COVID-19 se administra por vía intravenosa o subcutánea, bajo la autorización de uso de emergencia de la FDA. Los anticuerpos se dirigen a la proteína del pico de coronavirus, impidiendo que el virus entre a las células y se propague por su cuerpo.

Los estudios han mostrado que:

  • Reduce el riesgo de enfermedad grave y hospitalización después de la infección.
  • Reduce el riesgo de desarrollar COVID y síntomas después de la exposición.

Mientras más rápido se administra la terapia más eficaz es.

La terapia con anticuerpos monoclonales no es un reemplazo de una vacuna. La FDA permite el tratamiento solo después de una prueba o exposición positiva y solo en personas con alto riesgo de enfermedad grave.

No. La terapia con anticuerpos monoclonales no sustituye a la vacunación. Se puede usar solo después de una prueba o exposición positiva y solo en personas con alto riesgo de enfermedad grave.

Reduce el riesgo de enfermedades graves después de una infección o exposición, pero no es una garantía de que no se enfermará peligrosamente.

Además:

  • La terapia con anticuerpos monoclonales da protección contra COVID-19 durante solo unas pocas semanas o meses. Las vacunas pueden durar mucho más.
  • La terapia con anticuerpos monoclonales se puede usar solo después de una infección o exposición. En primer lugar, las vacunas ayudan a protegerlo de contraer el virus.
  • La terapia con anticuerpos monoclonales no impide que los virus se propaguen y cambien (muten) en nuevas variantes. Solo las vacunas pueden acabar con la pandemia.

OHSU le recomienda firmemente que se vacune. Es lo mejor que puede hacer para protegerse y proteger a quienes lo rodean.

La FDA permite la terapia con anticuerpos monoclonales para las personas que dieron positivo, si:

  • Tiene síntomas leves a moderados que comenzaron menos de 10 días antes.
  • No está en el hospital y no necesita oxigenoterapia para el COVID.
  • Son mayores de 12 años y pesan al menos 88 libras.
  • Tienen un alto riesgo de padecer una enfermedad grave debido a:
     

La FDA permite la terapia para prevenir el COVID en personas que han estado expuestas, si:

  • Tienen un alto riesgo de padecer una enfermedad grave.
  • Son mayores de 12 años y pesan al menos 88 libras.
  • No están completamente vacunadas; o están vacunadas, pero tienen inmunidad debilitada.

OHSU da terapia con anticuerpos monoclonales para COVID-19 por vía intravenosa y subcutánea. Para ser elegible, debe:

  • Calificar según las directrices de la FDA.
  • Haber dado positivo a COVID-19. (OHSU aún no da la terapia preventiva).
  • Ser paciente de OHSU o de OHSU Health Hillsboro Medical Center y recibir una remisión de un proveedor de OHSU o de Hillsboro Medical Center.
  • Estar al menos en una de las siguientes categorías:
    • No estar vacunado
    • No estar completamente vacunado (solo una dosis de la vacuna Pfizer o Moderna)
    • Estar vacunado con la vacuna de una dosis de Johnson & Johnson
    • Inmunodeprimido (con inmunidad débil debido a una enfermedad o tratamiento)

Si tiene preguntas sobre la calificación o la programación de una cita: Llame a nuestra línea directa al 833-647-8222.

Preguntas frecuentes sobre el COVID-19

Sencillamente, el coronavirus es el virus y el COVID-19 es la enfermedad que puede causar.

El virus se llama “SARS-CoV-2”, que es la abreviatura en inglés de coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave. Los coronavirus forman parte de un grupo amplio de virus. Algunos tipos de coronavirus causan enfermedades leves, como el resfriado común. Otros pueden causar enfermedades graves.

Los síntomas pueden aparecer de 2 a 14 días después de la exposición:

  • Fiebre o escalofríos
  • Tos
  • Falta de aire o dificultad para respirar
  • Fatiga
  • Dolor muscular o corporal
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida reciente del gusto o del olfato
  • Dolor de garganta
  • Congestión o secreción nasal
  • Náuseas o vómitos
  • Diarrea

Si ve señales de emergencia, llame al 911 o a su Emergency Department (Departamento de Emergencias). Estas son:

  • Dificultad para respirar
  • Dolor o presión persistente en el pecho
  • Confusión que no tenía
  • Incapacidad para despertarse o para permanecer despierto
  • Labios o cara azulados
  • Otros síntomas graves

Pruebas de coronavirus

Estas pruebas detectan el virus en sí. Se toma una muestra, generalmente insertando un hisopo en la nariz de la persona para recolectar moco. Las pruebas en la muestra determinan si hay algún material genético del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19.

Las pruebas muestran si alguien está infectado con coronavirus. Si alguien tiene síntomas, las pruebas pueden mostrar que el coronavirus es la causa. 

Pruebas de anticuerpos

Las pruebas de anticuerpos detectan anticuerpos para SARS-CoV-2. Los anticuerpos son proteínas diminutas que el sistema inmunológico del cuerpo libera al torrente sanguíneo para combatir infecciones.

Si alguien tiene anticuerpos, esto significa que la persona ha tenido suficiente exposición al coronavirus para tener una respuesta inmune, con o sin síntomas. Para esta prueba, la persona da una muestra de sangre. Estas pruebas también se llaman pruebas séricas o pruebas serológicas.

OHSU recomienda no hacerse una prueba de anticuerpos, a menos que:

  • Haya una razón médica clara.
  • Haya un plan de cómo su proveedor de atención médica usará los resultados.

OHSU tampoco recomienda hacerse una prueba de anticuerpos para:

  • Decidir si debiera recibir la vacuna del COVID-19.
  • Tratar de determinar cómo responderá a la vacuna.

Preguntas frecuentes sobre vacunas

Las tres vacunas estimulan al cuerpo para que genere anticuerpos que combaten específicamente al coronavirus. Los glóbulos blancos producen los anticuerpos, que son parte del sistema inmunológico: el sistema del cuerpo para combatir infecciones.

Pfizer y Moderna:

Estas vacunas envían un fragmento de material genético del coronavirus (instrucciones denominadas RNA mensajero o mRNA) a las células. Las instrucciones les dicen a las células que produzcan una proteína de espícula como la que tiene el coronavirus (pero inocua).

El sistema inmunológico del cuerpo reconoce que esta proteína no le pertenece. Este activa a los glóbulos blancos para que formen anticuerpos que combatan la infección. El sistema inmunológico también recuerda la proteína de espícula, por lo que estará listo para combatir al coronavirus real en caso de que entre en el cuerpo.

Una vez generadas las proteínas, el cuerpo destruye el ARNm.

Johnson & Johnson: 

Es una vacuna de vectores virales. Específicamente, es un tipo llamado una vacuna de vectores de adenovirus o una vacuna adenovectorial.

Como las vacunas de mRNA, la vacuna usa un fragmento de material genético del coronavirus para decirles a las células que hagan proteínas de espícula. Las proteínas de espícula activan al sistema inmunológico.

En este caso, las instrucciones se envían en el ADN en un virus llamado adenovirus. Normalmente, este virus causa el resfriado común. NO es el coronavirus.

El adenovirus se altera genéticamente. Este virus no puede hacer copias de sí mismo y tampoco puede causar enfermedades. El virus es solo un portador (vector). El ADN no puede cambiar su ADN.

Después de la vacunación con cualquiera de estas vacunas:

  • Si se contagia de coronavirus, el sistema inmunológico está mejor preparado para atacarlo, por lo que es menos probable que tenga COVID-19.
  • Si efectivamente desarrolla COVID-19, tendrá menos probabilidad de enfermarse gravemente.
  • El sistema inmunológico sabe cómo combatir el coronavirus sin haber tenido contacto con él.

Obtenga más información:

Infórmese de cómo funcionan las vacunas del COVID-19, por qué los expertos de OHSU no dudan de que sean seguras y por qué recomiendan ponerse una.

Para comenzar su protección en cuanto sea posible, debe vacunarse cuanto antes. Esto significa recibir cualquiera de la vacunas que estén disponibles para usted.

Visite nuestra página de vacunas para ver qué vacunas se aplican en cada centro de vacunación de OHSU. También puede buscar con un filtro por vacuna en la herramienta VaccineFinder de los CDC. 

Se ha determinado que las vacunas de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson son todas altamente efectivas. Además, cualquier vacuna nueva debe demostrar una buena protección contra el COVID-19 para obtener la autorización de la FDA. La FDA también sigue controlando las vacunas para ver cómo actúan.

Las tres vacunas son altamente efectivas, dicen los expertos en salud. Aunque para las tres vacunas se informó de diferentes tasas de eficacia y es posible que usted tenga preocupaciones al respecto.

Analicemos:

  • Johnson & Johnson informó una tasa de eficacia del 66 %. Pfizer y Moderna informaron tasas de aproximadamente 95 %. La tasa de eficacia es la reducción en cualquier gravedad de la enfermedad, durante los ensayos clínicos, entre las personas que recibieron la vacuna comparado con quienes no se vacunaron.
  • Pero los expertos en salud dicen que las vacunas no se pueden comparar como que fueran manzanas con manzanas. Las vacunas se probaron de diferentes maneras y en diferentes tiempos. La de Johnson & Johnson se probó más tarde, por ejemplo, después de que surgieron variantes más contagiosas.
  • En las medidas más importantes (prevenir la hospitalización y la muerte), la de Johnson & Johnson tuvo una tasa de eficacia del 100 %. Eso significa que nadie que haya recibido la vacuna en los ensayos clínicos falleció ni necesitó atención en hospital debido al COVID-19. La vacuna de Johnson & Johnson también tuvo una tasa de eficacia del 85 % en la prevención de enfermedad grave.

La vacuna de Johnson & Johnson también tiene algunas ventajas:

  • Es de una sola dosis. Esto la hace conveniente para cualquier persona a la que se le dificultara asistir a dos visitas.
  • No necesita almacenamiento ultrafrío, lo que la hace una opción para más áreas.

En general, los expertos en salud aconsejan recibir cualquier vacuna que tenga disponible primero. La velocidad es especialmente importante, ya que las variantes se propagan.

Obtenga más información: 

La Dra. Dawn Nolt, experta de OHSU en enfermedades infecciosas, trata la efectividad de la vacuna de Johnson & Johnson en un extracto de video de una presentación del 9 de marzo.

Sí. Si recibió una primera dosis de la vacuna de Pfizer o Moderna, es importante recibir su segunda dosis. Esto asegura que su vacunación sea lo más efectiva posible. Programe su segunda dosis tan pronto como pueda. (La vacuna de Johnson & Johnson es solo de una dosis).

También es importante saber que:

  • No hay tiempo máximo entre dosis.
  • OHSU no ha puesto límite sobre cuánto tiempo después de una primera dosis puede programarse una segunda.
  • OHSU recomienda las segundas dosis:
    • De 19 a 35 días después de su primera dosis de Pfizer (Pfizer recomienda tres semanas o 21 días).
    • De 25 a 35 días después de su primera dosis de Moderna (Moderna recomienda cuatro semanas o 28 días).
  • Los CDC actualizaron sus directrices para recomendar las segundas dosis, cuando no se pueda evitar un retraso, hasta seis semanas (42 días) después de la primera dosis.
  • Incluso, si pierde todos esos espacios de tiempo, no tiene que empezar de nuevo repitiendo una primera dosis. Simplemente reciba la segunda dosis.
  • Hay poca información sobre qué tan bien funcionan las vacunas de mRNA (como las vacunas de Pfizer y Moderna) cuando la segunda dosis se administra con más de seis semanas después de la primera dosis. Esto quiere decir que no se sabe si la espera de más hace que la vacuna sea más efectiva, menos efectiva o que no cause ningún cambio.

Obtenga más información:

El suministro de guantes médicos está escaso en todo el mundo. Oregón necesitaría millones de pares de más si se usaran guantes para todas las vacunaciones.

Además, según las reglamentaciones de la Occupational Safety and Health Administration (Administración de Seguridad y Salud Ocupacional, OSHA), no es obligatorio que los proveedores los usen para las vacunaciones de COVID-19. Salvo en casos especiales, en lugar de usar guantes, los proveedores pueden limpiarse las manos entre cada receptor de la vacuna.

Los Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) y el Advisory Committee on Immunization Practices (Comité Asesor en Prácticas de Inmunización) concuerdan en que la higiene de las manos puede reemplazar al uso de guantes.

Obtenga más información: 

The Reason Why Nurses Don’t Wear Gloves When Giving COVID-19 Vaccine Explained (El motivo explicado por el que los enfermeros no usan guantes cuando aplican la vacuna del COVID-19).

. Es posible contraer COVID-19 nuevamente, lo que puede resultar en una enfermedad grave. Los expertos tampoco saben cuánto dura la inmunidad después del COVID (“inmunidad natural”).

Según los CDC, la investigación muestra que la vacunación completa da una mejor protección que la inmunidad natural. Un estudio de 2021 de personas en Kentucky que habían tenido COVID encontró que la reinfección era más del doble de probable en personas no vacunadas que en personas completamente vacunadas.

NO se le hará ningún cargo por una vacuna, y no necesita tener seguro médico para recibir una vacuna.

Si tiene seguro médico, sin embargo, a los proveedores se les permite cobrar a su aseguradora un cargo por administración. Este cargo puede aparecer temporalmente en su cuenta de MyChart cuando se procese. NO se le facturará.

Preguntas frecuentes sobre seguridad de las vacunas

Sí. La FDA aprobó las vacunas solo después de rigurosos ensayos clínicos (pruebas en personas). Se han vacunado decenas de millones de americanos y solo una pequeña fracción tuvo una complicación grave. Los expertos en salud dicen que los beneficios superan con creces los riesgos.

La vacuna Pfizer cuenta con la aprobación total de la FDA. Sin embargo, incluso para obtener la autorización de uso de emergencia, las vacunas pasaron por tres fases de ensayos clínicos que involucraron a decenas de miles de participantes, mucho más de lo habitual. Esto dio a los investigadores una gran cantidad de datos de manera rápida sobre seguridad y efectividad. Los ensayos clínicos deben seguir reglas rigurosas de seguridad y supervisión.

Además, las vacunas Moderna y Johnson & Johnson se desarrollaron con la ayuda de Operation Warp Speed (Operación velocidad ultrarrápida). El programa usó el dinero de los contribuyentes federales para pagar la investigación, el desarrollo y millones de dosis iniciales. Es uno de los motivos por los que las vacunas estaban listas para enviarse en el momento en que fueron aprobadas.

La FDA, los CDC y otras agencias gubernamentales tienen muchos sistemas para monitorear las vacunas en busca de problemas de seguridad que no aparecieron en los ensayos clínicos. Ellos pueden actuar rápidamente si se detecta un problema. Las herramientas incluyen v-safe, que permite a las personas usar un teléfono inteligente para informar cualquier efecto secundario a los CDC.

Es verdad que las vacunas se desarrollaron en meses en lugar de años. Pero el Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país, está entre los representantes de salud que dicen que la velocidad no sacrifica la seguridad. “La velocidad fue el reflejo de avances extraordinarios en la ciencia de la tecnología en plataformas de vacunas”, Dr. Fauci dijo a la ABC.

Obtenga más información:

Aunque las vacunas de mRNA no se han usado ampliamente contra una enfermedad infecciosa antes, sí se han usado en tratamientos contra el cáncer. Los investigadores también han estado trabajando en vacunas de mRNA durante años en estudios de la gripe, del Zika y de otras enfermedades.

Las vacunas de mRNA contra el COVID-19 se han desarrollado con los mismos estándares rigurosos aplicados para todas las vacunas.

Las vacunas de vectores virales se han estudiado desde la década de 1970. Dos vacunas contra el ébola son vacunas de vectores virales. Las vacunas también se han usado en ensayos clínicos contra virus que incluyen los del Zika, del VIH y de la gripe. 

Además, todas las vacunas del COVID-19 aprobadas para usarse en los EE. UU. se desarrollaron con los mismos estándares rigurosos aplicados a todas las vacunas.

No. Las vacunas de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson no contienen el virus vivo. Eso hace que sea imposible que se contagie de COVID-19 a partir de una vacuna.

No. El ADN está en el núcleo de las células y está protegido por la membrana nuclear. El mRNA de las vacunas de Pfizer y Moderna no entra en el núcleo y no afecta ni interactúa con el ADN. Además, el mRNA de una vacuna no puede transformarse en ADN que pueda cambiar el ADN de una persona.  

El material genético (ADN) de la vacuna de Johnson & Johnson sí entra en el núcleo de la célula. Pero la célula solo lee las instrucciones. El ADN no puede interactuar, alterar ni combinarse con su ADN.

Los CDC investigaron si casos poco frecuentes de miocarditis y pericarditis (inflamación del músculo del corazón y tejido circundante) se relacionan con las vacunas del COVID-19.

Un número reducido de personas en todo el país ha desarrollado estas condiciones médicas después de recibir una vacuna de mRNA con (el tipo que fabrica Pfizer y Moderna).

Es importante saber esto:

  • Los casos reportados de miocarditis y pericarditis después de la vacunación son muy poco frecuentes.
  • La mayoría de los casos son leves, tratables y no dejan efectos duraderos. Ninguno ha fallecido.
  • Los beneficios de vacunarse superan por mucho a los riesgos, de acuerdo con los CDC y el Department of Health and Human Services (Departamento de Salud y Servicios Humanos).
  • Los CDC y otras organizaciones de salud recomiendan mucho que las personas mayores de 12 años se vacunen.

El Advisory Committee on Immunization Practices (Comité Asesor en Prácticas de Vacunación) de los CDC se reunió el 23 de junio. Los expertos en salud dijeron:

  • Hay una “probable asociación” entre las vacunas de mRNA y la inflamación leve del músculo del corazón y el tejido circundante (miocarditis y pericarditis).
  • Los CDC reportaron unos 12.6 casos por cada millón de dosis de vacunas.
  • La condición cardíaca ocurre mayormente en jóvenes de sexo masculino aproximadamente una semana después de la segunda dosis de una vacuna de mRNA.
  • La Food and Drug Administration (Administración de alimentos y fármacos) está agregando hojas informativas para las vacunas de Pfizer y Moderna. Estas les indicarán a los receptores de las vacunas que busquen atención médica si han tenido algún síntoma relacionado con estas condiciones cardíacas.

Cualquier persona que tenga estos síntomas debe buscar atención médica de inmediato, independientemente de si recibió una vacuna:

  • Dolor de pecho
  • Opresión en el pecho
  • Dificultad para respirar
  • Aceleración de la frecuencia cardíaca

Si tiene preguntas o preocupaciones sobre la vacuna o sus posibles efectos secundarios, incluyendo miocarditis o pericarditis, hable con su proveedor de atención primaria u otro profesional confiable de atención médica.

Los representantes federales de salud recalcan que los beneficios de la vacuna de Johnson & Johnson superan por mucho a los riesgos.

La Food and Drug Administration (Administración de alimentos y fármacos) ha agregado advertencias a las hojas informativas de la vacuna por complicaciones muy poco frecuentes. Las actualizaciones son una señal reafirmante de que el monitoreo nacional de la seguridad de la vacuna está funcionando bien para identificar posibles complicaciones.

Síndrome de Guillain-Barré:

En julio de 2021, la FDA agregó una advertencia de mayor riesgo de desarrollar síndrome de Guillain-Barré. Esta condición poco frecuente puede dañar las células nerviosas, causando debilidad muscular y, a veces, parálisis.

Hubo informes de 100 casos en los EE. UU. entre casi 13 millones de personas que habían recibido la vacuna de Johnson & Johnson para entonces. En la mayoría de los casos, los síntomas comenzaron dentro de las seis semanas de haber recibido la vacuna.

La mayoría de las personas que desarrollan el síndrome cada año en los EE. UU. se recuperan totalmente, aunque algunos tienen daño permanente en los nervios.

Coágulos de sangre:

Detuvieron la vacuna de Johnson & Johnson durante 10 días en abril después de que seis mujeres (la cifra subió después a 15) desarrollaran coágulos de sangre peligrosos.

Las mujeres, casi todas de entre 18 y 49 años, estuvieron entre las más de 8 millones de personas que habían recibido la vacuna para entonces.

¿Qué debe hacer si recibió la vacuna de Johnson & Johnson?

  • Vea la hoja informativa para las personas que reciben la vacuna. En ella se describen las posibles complicaciones y cuándo buscar atención médica.
  • Vea la hoja de datos para proveedores de atención médica. En ella se incluye cómo identificar reacciones adversas y tratarlas.
  • Cualquier persona que tenga problemas de salud después de recibir una vacuna de OHSU puede llamar a nuestra línea directa al 833-647-8222.

Preguntas frecuentes posvacunación y sobre efectos secundarios

Puede esperar principalmente efectos secundarios de leves a moderados, como:

  • Fatiga
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor muscular y otros tipos de dolor

En los ensayos clínicos, los efectos secundarios tendían a ser más intensos después de la segunda dosis y más leves en los mayores de 65 años.

Los efectos secundarios pueden aliviarse:

  • Descansando
  • Bebiendo líquidos
  • Con medicamentos para bajar la fiebre, como acetaminophen (acetaminofén) (Tylenol) o ibuprofen (ibuprofeno) (Advil, Motrin)

Llame a su proveedor de atención médica si tiene algún efecto secundario que le moleste o que no desaparezca.

Obtenga más información:

Possible Side Effects After Getting a COVID-19 Vaccine (Posibles efectos secundarios después de recibir una vacuna del COVID-19), CDC

Llame al 911 o vaya al hospital más cercano si tiene una reacción alérgica grave, como:

  • Hinchazón de la garganta y de la boca
  • Dificultad para respirar
  • Aturdimiento
  • Confusión
  • Piel o labios azulados
  • Desmayos

Llame a su proveedor de atención médica si tiene algún efecto secundario que le moleste o que no desaparezca.

Obtenga más información:

What to Do If You Have an Allergic Reaction After Getting a COVID-19 Vaccine (Lo que debe hacer si tiene una reacción alérgica después de recibir una vacuna del COVID-19), CDC

Los representantes de salud están haciendo un seguimiento de los efectos secundarios como parte de los esfuerzos generalizados para monitorear la seguridad de las vacunas. Puede reportar los efectos secundarios a:

  • Sistema de Reporte de Eventos Adversos de Vacunas de la FDA/los CDC (VAERS): Visite el sitio web de VAERS o llame al 1-800-822-7967.
  • V-safe: Aprenda a usar la herramienta v-safe de los CDC para teléfonos inteligentes.

Preguntas frecuentes sobre embarazo, lactancia materna y salud de la mujer

Los Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, CDC) recomiendan que se vacune. 

Los CDC dicen que la evidencia cada vez mayor sugiere que los beneficios de vacunarse superan cualquier riesgo por mucho:

  • Los datos arrojados por los sistemas que monitorean las vacunas no encontraron ninguna preocupación de seguridad entre 35,000 personas en su tercer trimestre. Se publicaron resultados iniciales en la revista New England Journal of Medicine.
  • Un estudio no encontró mayor riesgo de aborto entre unas 2,500 personas que recibieron una vacuna de mRNA (como la de Pfizer o Moderna) justo antes del embarazo o durante este.
  • Los datos iniciales sugieren que recibir una vacuna de mRNA durante el embarazo reduce el riesgo de contagiarse de COVID-19.
  • Recibir una vacuna de mRNA durante el embarazo crea anticuerpos que podrían proteger al bebé. Se han encontrado anticuerpos en la sangre del cordón umbilical.

Las investigaciones y los monitoreos de seguridad son constantes.

Expertos en salud han observado que las embarazadas tienen:

  • Un riesgo mayor de enfermedad grave si se contagian del COVID-19.
  • Un riesgo mayor de parto prematuro u otras complicaciones del embarazo si se contagian del COVID-19.

También recomiendan que se tenga en cuenta esto:

  • Su riesgo de quedar expuesta al coronavirus.
  • Si tiene alguna otra condición médica que pudiera ponerla en un mayor riesgo de enfermarse gravemente de COVID-19.

Obtenga más información:

COVID-19 Vaccines While Pregnant or Breastfeeding (Vacunas del COVID-19 durante el embarazo o la lactancia materna), CDC

Los expertos de OHSU recomiendan que hable con su proveedor de atención médica. Los CDC dicen que las mujeres que estén amamantando y que además estén en grupos de prioridad alta para vacunarse, como el personal de atención médica, pueden elegir vacunarse.

No hay información sobre la seguridad de las vacunas del COVID-19 en personas que están amamantando, en la leche materna o en los bebés lactantes. En los ensayos clínicos, no participaron mujeres que estuvieran amamantando. Sin embargo, los CDC dicen que las vacunas de mRNA no se consideran riesgosas para los lactantes.

El American College of Obstetricians and Gynecologists (Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos) recomienda que se ponga la vacuna a disposición de personas que estén amamantando bajo las mismas directrices que a personas que no amamantan.

Obtenga más información:

COVID-19 Vaccines While Pregnant or Breastfeeding (Vacunas del COVID-19 durante el embarazo o la lactancia materna), CDC

En algunas personas, después de recibir una vacuna del COVID-19 tienen hinchazón de los ganglios linfáticos debajo del brazo en el que les pusieron la inyección.

La hinchazón es una señal normal de que su cuerpo está creando protección contra el COVID-19. Sin embargo, esto podría causar un resultado falso en una mamografía. Si tiene una mamografía pendiente, le recomendamos que:

  • Se la haga antes de vacunarse.
  • O que espere por lo menos cuatro semanas después de su vacuna de Johnson & Johnson, o después de su segunda dosis de la vacuna de Pfizer o de Moderna.

Videos de OHSU

Vea videos sobre las vacunas del COVID-19 y por qué los expertos de OHSU quieren asegurarse de que se vacune.

Para ver subtítulos en este idioma:

En una tableta o teléfono inteligente:

  • Asegúrese de que los subtítulos estén activados. Toque la pantalla de video, luego toque el ícono CC en la esquina superior derecha para activar o desactivar los subtítulos.
  • Toque los tres puntos verticales junto al icono CC. Toque “Captions” (Subtítulos) para elegir el idioma.

En el escritorio:

  • Asegúrese de que los subtítulos estén activados. Haga clic en el ícono CC en la esquina inferior derecha de la pantalla de video para activar o desactivar los subtítulos.
  • Haga clic en el ícono de ajustes al lado del ícono CC. Haga clic en “Subtitles” (Subtítulos) para elegir el idioma.

Reclame su vacuna

Infórmese por qué el Dr. Donn Spight, un cirujano de OHSU, está haciendo todo lo posible por asegurarse de que las personas de color no se queden rezagadas.

Beneficios y riesgos

La Dra. Dawn Nolt repasa los estudios sobre vacunas, sus puntos positivos y negativos, de modo que pueda tomar una decisión con confianza.

Las verdades sobre las vacunas

La Dra. Allison Empey es pediatra y la directora de Wy’East del Northwest Native American Center of Excellence. Ella habla sobre por qué cree en la vacuna del COVID-19.

Por qué se vacunaron

Sepa por qué líderes en salud y de la comunidad de Oregón se vacunaron.

Las vacunas no afectan en ADN

El Dr. Chris Evans, experto en enfermedades contagiosas de OHSU, comparte por qué no debe preocuparse de que las vacunas afecten su ADN.

Una toma a las Olimpíadas

Galen Rupp recomienda a sus coterráneos residentes de Oregón que se protejan a sí mismos y entre ellos, de modo que todos podamos “disfrutar de nuestro grandioso estado”.

Comunidad mexicana/latina

Carlos Quesnel Meléndez, cónsul principal del Consulado de México en Portland, quiere que sus compatriotas sepan que pueden vacunarse gratis, sin identificación y sin preguntas sobre su estatus migratorio.

Superando las disparidades

Sepa por qué Charlene McGee del condado de Multnomah está luchando contra las disparidades y trabajando por la aceptación de la vacuna.

Retomando las tradiciones

Sepa qué espera con ansias Mohamed Alyajouri, un administrador de consultorio de OHSU y miembro de la comunidad musulmana.

Explicación sencilla del mRNA

El Dr. Chris Evans de OHSU analiza cómo las vacunas de mRNA, como si fueran notas adhesivas Post-it, entregan instrucciones rápidas.

“Respuestas honestas”

Sepa por qué Jordan Kent, ex conductor de televisión jugada a jugada para los Trail Blazers, recomienda a las personas que hablen con expertos.

El día en que se vacunó

Entérese por qué vacunarse le dio al activista de Portland, Ray Leary, “una sensación cálida de bienestar”.

“Un pueblo resiliente”

Virginia Luka, especialista sénior del programa de Salud Pública del condado de Multnomah para la comunidad de Isleños de otras islas del Pacífico, comparte por qué las vacunas son importantes para su comunidad.

¿Cuáles son sus planes?

Líderes de la comunidad y expertos en salud esperan con ansias reunirse con familiares y amigos, compartir sus comidas favoritas y una “sensación increíble de libertad”.

“Nos levantamos”

El apóstol Levell Thomas explica por qué la comunidad negra debe reclamar sus vacunas.